martes, 7 de mayo de 2013

La vieja mansión modernista.

Primera toma de contacto
                
                   Oculta entre la salvaje vegetación, dónde la naturaleza parece haber ganado la partida a la civilización, aparece ante nuestros ojos una gran mansión, que se deja entrever por los tupidos matorrales. Sorteando las fuentes y demás estatuas presentes a lo largo del jardín, llegamos a su interior, algo revuelto por el paso de los años, pero sin altos indicios de vandalismo.

El tiempo y el abandono han hecho mella en su estructura, y debilitada como una persona anciana, aguarda en silencio un futuro incierto. Compuesta de tres plantas e integrando dos viviendas, destila lujo y buen gusto por doquier. Acabados de gran calidad y habitaciones espaciosas, denotan que allí habitaba una familia con gran poder adquisitivo. Entre los numerosos documentos esparcidos por su interior, pudimos comprobar que se trataba de un doctor (al menos uno de los cónyuges), al igual que los libros de estudio de sus hijos, que eran de la misma rama.

El mismo bloque estaba compuesto de dos viviendas, la superior se accedía desde una parte del frondoso jardín, y era igual de grande y lujosa que la inferior. Dado su gran estado de dejadez, es un lugar muy favorable a éste género fotográfico.

A continuación os dejo unas cuantas fotografías del lugar:


Fuente y origen del agua que surcaba los jardines a través de numerosos canales
 

Entrada principal por el jardín

  
Hermoso foco ornamentado

 
Interior del porche, con la naturaleza trepando hacia el interior de la vivienda

  
 

Por toda la mansión habían libros y cuadernos de texto
 
Vistas al jardín....
 
La naturaleza reposa en la vieja silla

 
Detalle de la cocina, con la grifería arrancada: en los baños y en las numerosas cocinas es dónde más se aprecia la acción de esta gentuza

Viejas botellas debajo de la encimera

 



Ornamentación del jardín

 
Viejo termo gravado


Gran sala decorada con ornamentación de madera y grandes cuadros





Cuadro alpino

Grandes ventanales decoran la estancia



Vieja máquina de contabilidad, es de suponer que se usaba para cobrar las visitas del doctor


Escuadras y sierras encima de una mesa con planos
 

Mesa de trabajo con un precioso cuadro paisajístico

 



Oscura habitación con unos pocos archivadores al fondo
 

Viejo radiador: estaban decorados muy detalladamente. Nada que ver con hoy en día


Famosa bicicleta BH: ¿quién no ha tenido una de joven?


Llave oxidada  unida  a la vieja puerta de madera




 
Escaleras de acceso a la vivienda superior

 
Baño de la vivienda superior: maltrecho por los vándalos o chatarreros
 

Viejo aspirador

 
En casa piso habían al menos 10 estancias.
 

Revistas "Fotogramas", no es la primera vez que  las veo en un lugar abandonado


Entrando en la vivienda superior


Manómetro de la caldera

 




Termómetro de la caldera

 
La maleta que ya no volverá a viajar



Gran cocina de la vivienda superior










Escalera que lleva a la terraza superior y torreón.


Recorrido de las escaleras dirección al punto más álgido de la mansión
  

Salida al exterior

 
Entrada a una habitación: véase toda la instalación eléctrica.

 







Lavadero con preciosos mosaicos decorando la pared
 

Viejo interruptor. No habían desperfectos en toda la instalación eléctrica
  

El repiqueteo de la puerta contra la pared


Habían muchos libros repartidos por las estancias
 


  

Cuaderno de medicina, posiblemente del médico propietario de la vieja mansión.





2 comentarios:

Sara Absinthium dijo...


Te han quedado muy bien las fotos, especialmente las de detalles !

Hubo cosas que yo ni vi, como por ejemplo ese aspirador xD

Es lo que tiene un sitio como ése ... te vuelves loco/a con algunas estancias y otros cosas se pasan por alto totalmente !

Menuda aventura la de este día !

Ⓙⓚ✺Ⓟⓗⓞⓣⓞⓖⓡⓐⓜⓢ dijo...

Ninguno creo que nos esperabamos que daríamos con esta pedazo mansión ehh?? jeje

Precioso lugar!!