jueves, 3 de marzo de 2011

Escuela-internado abandonado.

                       


  Buenas, en esta última entrega os presentamos un lugar magnífico, probablemente el mejor abandono que hemos encontrado hasta el día de hoy [en la actualidad, Diciembre 2012, el mejor abandono viene siendo el Castillo del jurista].

Se trata de un complejo compuesto por diversas construcciones, siendo la más antigua del año 1377. El conjunto está compuesto por un bloque principal, diversas capillas, torreones, grandes salas de fiestas, jardines románticos con objetos y esculturas que nos miran con tristeza a través de la maleza, que en esta ocasión, a ganado la partida.

Podemos contar con numerosas salas repartidas por todo el área, incluyendo aulas escolares, baños, cocinas, dormitorios, salas de profesores, capillas, un comedor que en su día debió de ser espectacular, y cientos de salas que esperan que su futuro no sea acabar en escombros. Un estanque, una mina, y unos baños turcos también se contemplan en el lugar.

Hasta el día de hoy hemos realizado varias visitas, y a nuestro pesar, nos hemos topado con saqueadores, chatarreros, y demás "destroyers", cuya afición es, martillo en mano, romper todo lo que se les antoje. Creerme, ver a un ser humano golpear con un martillo las teclas de un piano de cientos de años, es muy desagradable. Hace pocos hemos visto que el Ayuntamiento o la inmobiliaria que posee el terreno ha cerrado el recinto; al menos la medida auyentará los que no son amigos de lo ajeno..


Finalmente, a pesar de la gran variedad de actividades que se llegaron a realizar en el enorme recinto, este se encuentra en un estado de abandono y deterioro, que a gracias al olvido de sus actuales propietarios (una inmobiliaria que se ha fusionado con otra), al inevitable paso del tiempo y gente no deseada, hacen del lugar un gigante derrotado tras tantos años de lucha, contemplando como día a día desaparece su legado.

-->Os dejo un videoclip de una canción del maestro Sabina que se rodó en este lugar. Como veis, la sala que aparece es el gran comedor:



Decenas de perros como estos, guardan el lugar aullando al cielo


Edificio anexo, tenía como función albergar los dormitorios


Estatua que observa como la maleza recupera el terreno perdido
  

Ángel custodiando el laberíntico jardín


Escaleras que llevan a la parte superior


Bonita puerta, después veremos donde da


Salas anexas al Salón de Cristal


Una de las antiguas entradas al edificio


Pasillo de cristal


El gran Salón de Cristal, o lo que queda de el. El techo compuesto de cristal, se substituyo por plástico en la rehabilitación de los años 90.
 

Detalle de las cocinas


Enormes neveras, en la foto no se aprecia lo grandes que eran


Silla solitaria, custodia una puerta en des-uso


Pasillos que comunican aulas y zonas del enorme complejo


Adentrandose en las profundidades del lugar


Continuación de los pasillos


Iluminados por preciosos, y intactos ventanales


Interior del segundo piso


Pasillos más angostos


Gran cristalera que da al patio interior del edificio principal


Patio interior


Restos de las estructuras de las camas


Escaleras que suben hasta un tercer piso


Cuadro de lo que fue el antiguo Salón de Cristal


Baños rotos  por vándalos


Entrada al Salón de Cristal a través del jardín de la planta media. Detalle de lo que fue la caseta de Axel, un perro de vigilancia que estuvo en el lugar hasta el 2006. Era propiedad de la empresa de seguridad, que hizo servicios de vigilancia hasta el 2006
  

Efigie entre la maleza


Torreón del castillo
 

Estanque de agua en medio del edificio. En la parte izquierda se observa la entrada a la mina


Detalle de una de las farolas del jardín



Maleza y peldaños


Vista superior de las escaleras
 

Cristaleras intactas



Túneles ocultos que enlazan áreas del recinto



Entrada a la capilla inferior (el recinto, al ser de ámbito religioso, cuenta con numerosas capillas)



Busto decapitado en el jardín


Fuente de piedra, al lado de las pistas polideportivas
  

Piano, aún se conversa en buen estado, y suena bien, a pesar de haber recibido golpes de los vándalos


Detalle de la entrada a la mina


Interior de la capilla superior, con un cetro al fondo


Detalle de la escultura


Sillas pequeñas, al lado de la capilla


Escaleras de servicio. Desde ellas se puede ir desde las cocinas en la planta inferior, al torreón más alto del complejo. Dan mala pinta, pero hay que adentrarse.

Detalle de una de las grandes aulas, hay como un par como esta seguidas en la planta más alta


Baños, destrozados


Escaleras de un torreón, angostas y muy antiguas


Interior de la capilla inferior, con muy poca luz a ciertos momentos del día


Interior de la capilla inferior


Cristo de la capilla inferior


Entrada al edificio de los dormitorios


Silla solitaria en el posible gimnasio
  

Medicación en una habitación de la segunda planta, repleta de cruzifijos y material religioso.


Interior de la capilla inferior, con más luz


Organillo de la capilla inferior



Pizarra llena de escritos de los que frecuentaron el lugar


Tramo final de esas escaleras tan angostas que hemos visto antes, llegamos al torreón más alto


En el torreón nos encontramos con la maquinaria del reloj y de las campanas que anunciaban en la escuela. Una obra de arte.


Detalle de la fachada principal


Cabe decir que a pesar de haber entrado varias veces, y haber visitado cientos de salas, aún nos queda por ver más lugares ocultos, muchos entre la maleza o escombros. Los sótanos son dificilmente accesibles ya que se entra a través del jardín, actualmente en estado selvático. Cada rincón, cada esquina o pequeña sala, hace que se le dispare a uno la imaginación y piense en el silencio absoluto que rodea el lugar, donde antaño, corrían cientos de niños, profesores, curas,...en resumen, un lugar lleno de vida.

Como leyenda (aún no he podido encontrar suficiente información para probar que es cierto), se dice que allí murieron diez niños a causa de una infección alimenticia. No es un lugar que transmita nada fuera de lo normal, a parte de tristeza, soledad y de derrota.

Nos despedimos...

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Realmente muy interesante! Buen BLOG, seguir asi!

flor dijo...

muy impresionantes las fotos,muy buenas,y a la vez da una tristeza terrible!!!!

P.García dijo...

No puedo creer que aporrearan con un martillo el piano, ni que el organo de la parte de arriba este destrozado.
Que pena de sitio. Lo curioso de verdad es que la fruta lleve ahi desde el mes de enero y siga en esas condiciones.
Me interesaria contactar con gente de mi zona, parece que asi es. escribeme a digital.ink2011@gmai.com

julia dijo...

mis felicitaciones sinceras, un bonito lugar apesar de su silencio y soledadpara mi seria un honor teneros en mi blog y com buestro permiso lo pondre porque es uno de los blog que visto mas bonito podeis seguiloen:
http://juliafatela.blogspot.com/
un saludo desde Madrid

Ayer dijo...

Làstima, que el timepo lo deteriora, pasé por allí, y me he encontrado con varios grupos de gente, una làstima... pero no vi los tuneles ni la mina, me gustaria encontrarlos.

Sergio Luna dijo...

Es una lastima que la gente destroze estos sitios, cada vez que piso este internado esta mas y mas destrozado... Por cierto, soys de la zona de barcelona?

http://hablavisual.blogspot.com/

Sara Absinthium dijo...

Que pena, aún recuerdo el piano y esas cristaleras ...
Mejor no volver por aquí :(